PCs silenciosas: ¿cómo elegir los componentes adecuados?

Introducción:

En la actualidad, la tecnología ha avanzado tanto que los ordenadores se han vuelto indispensable para el día a día. Sin embargo, el ruido que producen muchos de ellos puede llegar a ser muy molesto. Por esta razón, hoy hablaremos de las PCs silenciosas y cómo podemos elegir los componentes adecuados para tener un ordenador que no haga ruido.

Cuáles son los componentes principales de una PC silenciosa:

Existen diferentes componentes que pueden contribuir a que una PC sea silenciosa. Primero, hablaremos de la fuente de poder. Una fuente de poder silenciosa es fundamental para tener un ordenador silencioso. También debemos considerar el procesador y la tarjeta gráfica. Es importante fijarse en el TDP, es decir, la cantidad de energía que consume el componente. A mayor TDP, mayor será la cantidad de calor que se genere y, por ende, mayor será el ruido que produzca.

Fuentes de poder silenciosas:

Si nos enfocamos en la fuente de poder, podemos encontrar diferentes opciones que nos ayudarán a tener un ordenador silencioso. Las fuentes de poder de más alta calidad son las que tienen una eficiencia mayor al 80%. Otra alternativa es optar por fuentes de poder sin ventiladores, también conocidas como fanless. Estas fuentes no generan ruido porque no tienen piezas móviles, pero es recomendable utilizarlas en ordenadores que no requieren de mucha energía.

Procesadores y tarjetas gráficas:

En cuanto a procesadores y tarjetas gráficas, podemos elegir aquellos de bajo consumo eléctrico y que se adapten a nuestras necesidades. Por ejemplo, los procesadores Intel Core i3, i5 e i7, cuentan con una tecnología llamada SpeedStep, que reduce la velocidad del procesador cuando no se está utilizando. De esta forma, se reduce la cantidad de energía que consumen y, por ende, se genera menos calor y menos ruido.

Discos duros y unidades de estado sólido (SSD):

Los discos duros tradicionales son uno de los componentes que más ruido generan en una PC. Por esta razón, muchos usuarios optan por las unidades de estado sólido o SSD. Estas unidades no tienen piezas móviles y, por tanto, no generan ruido. Además, ofrecen una mayor velocidad de lectura y escritura que los discos duros tradicionales.

Refrigeración líquida:

La tecnología de refrigeración líquida es una de las opciones más efectivas para reducir el ruido que hace una PC. Los sistemas de enfriamiento líquido son más caros que los ventiladores tradicionales, pero ofrecen una refrigeración más eficiente y silenciosa. Este tipo de sistemas son ideales para personas que utilizan su ordenador para actividades intensas como el gaming o el rendering de videos.

El uso de ventiladores:

Aunque el uso de ventiladores no es recomendable para aquellos que buscan tener un ordenador 100% silencioso, aún existen opciones para minimizar el ruido que estos generan. Una de las alternativas para reducir el ruido de los ventiladores es utilizarlos de mayor tamaño, ya que esto permitirá que el aire circule con mayor facilidad y de manera más silenciosa. Además, se deben limpiar los ventiladores regularmente para evitar la acumulación de polvo que pueda dificultar su funcionamiento.

Conclusión:

En resumen, para tener un ordenador silencioso es importante fijarnos en los componentes que utilizamos. Debemos buscar fuentes de poder con una alta eficiencia, procesadores y tarjetas gráficas de bajo consumo, unidades de estado sólido y tecnologías de refrigeración líquida. Si deseamos utilizar ventiladores, podemos optar por aquellos de mayor tamaño y limpiarlos regularmente. Estas son solo algunas de las opciones que podemos utilizar para tener una PC silenciosa y disfrutar de una experiencia más agradable al utilizar nuestros ordenadores.