Las leyes y regulaciones para volar drones en lugares públicos

Las leyes y regulaciones para volar drones en lugares públicos

La popularidad de los drones ha ido en aumento en los últimos años, pero con ello han surgido diversas preocupaciones relacionadas con la privacidad, la seguridad y la legalidad del uso de estas aeronaves no tripuladas. En este artículo, veremos las leyes y regulaciones para volar drones en lugares públicos en varios países del mundo, y cómo estas leyes están cambiando.

Estados Unidos

En los Estados Unidos, la Administración Federal de Aviación (FAA) publicó en 2016 un conjunto de regulaciones para drones que pesan menos de 55 libras (alrededor de 25 kg) que se conocen como la Parte 107. Según estas regulaciones, los drones solo pueden volar durante el día y dentro del rango visual del operador, nunca más de 400 pies (122 metros) por encima del suelo, y no pueden pesar más de 55 libras.

Además, los drones no pueden volar cerca de aeropuertos o dentro de un radio de cinco millas (8 kilómetros) de estos. También hay restricciones específicas en cuanto a volar sobre personas y vehículos, como prohibiciones de vuelo en eventos deportivos, desfiles y otros lugares públicos donde pueda haber multitudes.

La FAA también exige a los operadores de drones que se registren antes de volar y que respeten la privacidad de las personas. Esto significa que no pueden volar cerca de propiedades privadas sin obtener permiso del dueño o el titular de los derechos de propiedad.

Canadá

En Canadá, la Agencia de Seguridad del Transporte (AST) publicó en 2019 las nuevas regulaciones para drones. Según estas regulaciones, todos los drones que pesen entre 250 gramos y 25 kilogramos deben registrarse con la AST antes de volar.

Además, no se permite volar drones en un radio de 5.5 kilómetros de cualquier aeropuerto, ni cerca de otros lugares como hospitales, cárceles, oleoductos, instalaciones militares, o eventos especiales como conciertos. Los operadores también tienen que evitar cualquier tipo de interferencia en el tráfico aéreo y mantener una distancia segura de otros usuarios del espacio aéreo.

La privacidad de los ciudadanos también se tiene en cuenta en las regulaciones canadienses para drones. No se puede volar drones cerca de propiedades privadas sin obtener el permiso del dueño o el titular de los derechos de la propiedad, y los drones no pueden ser utilizados para transmisiones de datos sin el consentimiento de sus usuarios.

Europa

La Unión Europea (UE) emitió regulaciones en 2019 para drones que rigen en todos los estados miembros. Estas regulaciones establecen tres categorías de drones según su peso y sus capacidades de vuelo, y los requisitos legales para cada categoría.

Los drones en la categoría abierta son aquellos que pesan menos de 25 kg y no pueden volar más alto de 120 metros. Estos drones pueden ser volados en áreas abiertas, no residenciales, y los operadores no necesitan obtener ninguna licencia o autorización especial.

Los drones en la categoría específica son aquellos que no cumplen los requisitos de la categoría abierta, pero que aún así no tienen demasiado riesgo. Para volar en esta categoría, los operadores deben obtener una licencia especial y conocer una serie de requisitos de seguridad adicionales.

Finalmente, los drones en la categoría certificada deben cumplir con regulaciones más estrictas y ser aprobados previamente por las autoridades antes de poder volar. Estos drones pueden ser grandes drones de carga y otros drones comerciales que tienen capacidades más avanzadas.

Además de estas regulaciones de categorías, las regulaciones de la UE también especifican los requisitos de seguridad para los drones, incluyendo la necesidad de un seguro de responsabilidad civil, y la privacidad de los ciudadanos, que incluye restricciones en la toma de fotografías y video en áreas privadas sin permiso.

Asia

Las regulaciones para drones en Asia varían significativamente según el país. En Japón, por ejemplo, los drones están regulados por el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo. Los drones no pueden volar sobre áreas públicas sin permiso, y los operadores tienen que mantener una distancia segura de las personas y las propiedades privadas. Los drones también deben cumplir con ciertos requisitos técnicos, como tener un sistema GPS integrado.

Por otro lado, en Singapur, la Autoridad de Aviación Civil de Singapur (CAAS) es responsable de las regulaciones de drones. Los drones solo se pueden volar en áreas aprobadas por la CAAS, y se requiere una licencia para operar drones de más de 7 kg.

Otras partes de Asia tienen regulaciones más relajadas para drones. En China, por ejemplo, los operadores solo necesitan permiso para volar drones en áreas públicas urbanas, pero en zonas rurales y en los campos, los drones pueden ser volados sin restricciones.

Conclusión

A medida que los drones ganan popularidad y su uso se expande, es importante conocer las leyes y regulaciones que se aplican a su uso. Las regulaciones varían significativamente según el país, y es importante estar al día con cualquier cambio en las leyes y regulaciones locales. Al volar drones en lugares públicos, debemos siempre considerar la seguridad de las personas y las propiedades, la privacidad de la gente, y seguir las regulaciones establecidas para evitar cualquier problema legal.